Alejandra Díaz y Jorge Flores

Directores Nacionales

Hola nosotros somos Alejandra Díaz y Jorge Arturo Flores, somos mexicanos, en esta ocasión queremos contarles a ustedes como han cambiado nuestras vidas desde que llegamos a esta maravillosa empresa. Iniciamos contándoles que somos médicos de profesión, hijos de familias comunes, y que, como todas las decisiones que se toman en la vida inicia con sí.

Decidimos unir nuestras vidas hace siete años  con toda la ilusión  y una maleta cargada de sueños, iniciamos esa nueva etapa de nuestra vida juntos, desgraciadamente las cosas no son como los cuentos de hadas,  nuestro primer quebranto fue la dificultad que tuvimos para poder consibir un bebe, tuvimos dos intentos fallidos que culminaron en aborto, cada que sucedía esto era un golpe demasiado fuerte para nosotros lo cual se traducía en frustración, falta de interés por hacer y seguir nuestros sueños, en esta etapa de nuestra vida ya casados ambos trabajamos en el área de la salud, desgraciadamente los sueldos de ambos eran suficientes para subsistir, en nuestro primer año nos embarazamos, es cuando llega el primer fracaso, por lo que seguimos trabajando, para poder

Distraernos de ese fracaso empezamos a compensar viajando, seis meses después llega el segundo embarazo en ese momento decidimos que Ale dejara de trabajar para poder estar al 100% el cuidado del embarazo asumiendo toda la responsabilidad del hogar

Desgraciadamente no fue suficiente ya que nuevamente el embarazo fracaso, con lo que volvimos a decidir nuevamente distraer esa tristeza viajando, prácticamente durante todo un año nos mantuvimos realizando viajes, decidimos nuevamente planear  intentar tener un hijo, iniciamos un tratamiento de reproducción asistida para poder realizar este procedimiento teníamos que desplazarnos desde nuestra ciudad a la ciudad de México a tres horas de distancia, para poder hacerlo de manera cómoda ya que estar en este tratamiento hay procedimientos dolorosos, adquirimos un vehículo en plazos mensuales, esta deuda junto con la del tratamiento empezó a mermar la economía de forma importante, limitándonos económicamente, es cuando tenemos nuestro primer encuentro con redes de mercadeo como alternativa tanto de salud como de manera económica  esta forma de negocio a lo que éramos muy incrédulos nos  ayudó a mejorar la economía pero no lo suficiente como nosotros esperábamos, ya que todos esos viajes que se hicieron para mitigar el dolor por nuestras pérdidas fueron siempre con tarjetas de crédito, así que nuestra economía se volvió demasiada limitada, durante el proceso de embarazo los gastos fueron solventados por un solo sueldo así como lo que también ingresaba por la red de mercadeo anterior, al nacer nuestro hijo llego una gran felicidad pero también una gran responsabilidad.

 durante todo este proceso, nuestro cuerpos sufrieron cambios sobre todo el mío (Jorge) ya que aumente hasta 115 kg de peso, la red de mercadeo empezó a tener perdidas en su momento el producto que manejábamos era difícil de colocar y lo último que logramos fue que mi ale se ganara un viaje a Colombia, para esto yo (Jorge) me había puesto a buscar una alternativa para bajar de peso, esto en virtud de salud  por que ahora ya había una personita que necesita tener quien lo cuidara y protegiera,  buscando una alternativa de pérdida de peso encontramos los productos de total life changes, solo que en ese momento no encuentre quien me los pudiera vender aquí en México, pero no desistí y seguí buscando los productos lo que me llevo a encontrar a una persona que en Facebook e Instagram que publicaba testimonios sorprendentes de personas que perdían peso, con los productos de la compañía TLC, así que aprovechando que mi esposa había ganado un viaje a Colombia junto con mi hijo la acompañamos, y es ahí en ese viaje en la ciudad de  Bogotá donde nos presentan la gran oportunidad que es total life changes,  decidimos tomar los productos, afiliarnos  y traer este gran proyecto que si a nosotros nos funcionaba también podría cambiárselas a muchas personas más, no teníamos el dinero en efectivo para hacerlo así que le pedimos prestada una tarjeta de crédito a la mama de ale y es con la que realizamos nuestro registro, ya de regreso  iniciamos el tratamiento de pérdida de peso   la sorpresa fue que empezamos a perder peso de una manera sorprendente, pero aun así los resultados económicos no llegaban pero nunca desistimos, continuamos con deudas que se estaban volviendo impagables pero nunca perdimos la fe, ya que la visión de este empresa y sobre todo de este gran proyecto era demasiado grande, seguimos promocionado la empresa, los productos y cuando nos enteramos que se realizaría  un evento el 23 de febrero en la ciudad de México tuvimos la visión de llevar personas para que al igual que nosotros vieran y conocieran la magnitud de esta gran empresa, empezamos a trabajar y nos comprometimos a llevar al menos un autobús, en ese momento de nuestras vidas pasábamos por situaciones económicas demasiado fuertes, al punto de en varias ocasiones hablar de divorcio, pero nuestra corazonada nos decía que esta era nuestra oportunidad de crecer como personas pero sobre todo como familia, de rescatar lo poco que quedaba de nuestro matrimonio, porque cuando el hambre entra por la puerta el amor sale por la ventana, teníamos 4 meses de no pagar ninguna tarjeta de crédito, los acoso por parte de los bancos era demasiado insistente, llegando a provocar disgustos con nuestros padres, familia, ya que nos hacían llamadas para que pagáramos desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche, tres días antes del evento en la ciudad de México no teníamos ni 30 pesos (menos de dos dólares) para poder darle de comer a mi hijo de 1 año 2 meses en ese entonces, con todo el dolor de ver y vivir esa situación con nuestro hijo tuvimos que ir a pedir fiado un caldito de pollo para que el pudiera comer, en ese momento nuestro mundo de derrumbo, siendo dos profesionistas y no tener dinero ni para un caldo de pollo para tu hijo, nos dimos cuenta que un título profesional no garantizaba el éxito, le pedimos a dios que nos diera una oportunidad de poder cambiar, de dejar de tener deudas, pero sobre todo de que nunca jamás le volviera a faltar un plato de comida a nuestro hijo, apostamos todo por el evento de México, dejamos de pagar la mensualidad de nuestro coche para pagar un autobús, trabajamos mucho para llevar a las personas correctas a ese evento,  llevamos un autobús y una camioneta desde guerrero a ciudad de México,

70 personas escucharon este maravilloso proyecto, la mayoría se firmó, se enamoraron  de la empresa y de la visión, el plan de compensación, y sobre todo del liderazgo;  al día siguiente iba haber un evento con Ana Cantera, hicimos todo lo posible por estar ahí (pedimos más dinero prestado para  poder pagar nuestro hospedaje, comidas), todo lo que escuchamos nos cambió la mentalidad actualmente todo esto ha valido la pena, a la semana siguiente ale llego al  rango de directora una semana después  estrella creciente, y a tres años de la haber tomado la decisión tenemos el orgullo de ser los primeros directores nacionales de toda la república mexicana gracias al trabajo y de un equipo de personas comprometidas que más que socios nos hemos convertido en una gran familia todos comprometidos con una solo visión mil familias libres, podemos decir que no tenemos deudas, nuestras vidas han dado un giro de 360 grados  hemos bajado 20 kilos cada uno alcanzando la libertad financiera

Nuestro deseo es poder contar nuestra historia para decirles a las personas que hay una oportunidad de poder cambiar sus vidas, que existe una oportunidad de poder pagar sus deudas, que hay una oportunidad de tener  salud,  no se rinda,  luchen y aférrense a sus sueños porque todo es posible, con corazón, amor, trabajo.

Esperamos vernos pronto, los saludan Ale y Jorge, desde Chilpancingo guerreo, México

Alejandra Díaz Díaz.

Jorge Arturo Flores Lobato.

Directores nacionales 

Bienvenido Líder

Avatar

Menu

0
Carrito
  • No products in the cart.